Ser un buen líder implica mucho más que solo dar órdenes u organizar tareas. Es indispensable que te ganes el cariño y la confianza de tus compañeros, y es aquí donde las habilidades blandas cumplen un rol fundamental.

A continuación, te diremos por qué son importantes, cómo desarrollarlas y cuáles son las que te convertirán en un líder exitoso.

¿Qué son las habilidades blandas y cómo te hacen destacar?

Las habilidades blandas, también conocidas como soft skills, se tratan de capacidades personales relacionadas con la comunicación y la interacción contigo mismo y con los demás. Consiste en una mezcla de competencias sociales que te ayudan a ser un profesional asertivo y capaz de enfrentarse a cualquier tipo de situación.

Abarcan actitudes, hábitos, comportamientos y valores que no solo te hacen un buen trabajador, sino una mejor persona. Por supuesto, también te transforman en un profesional sobresaliente, porque todos te verán cómo alguien admirable y a quien merece la pena seguir como líder.

La importancia de desarrollar las habilidades blandas

Puedes ser muy bueno en lo que haces, pero sin habilidades blandas no tendrás éxito. De hecho, estas competencias se han vuelto requisitos esenciales para que una empresa tenga un funcionamiento adecuado.

Solo imagina que donde trabajas no exista un buen ambiente social, una buena comunicación interna ni compañerismo. Sin duda, es posible que poco a poco se vayan empeorando los resultados, y eso que mencionamos sólo tres de las soft skills más populares.

Ahora bien, existe un amplio listado de habilidades que demuestran que no solamente estás preparado para ejercer una labor, sino que lo harás con el mejor desempeño posible y con el corazón.

¿Cómo se pueden identificar las habilidades blandas?

En realidad, cada profesional cuenta con diferentes actitudes y aptitudes que lo hacen de alguna u otra forma más atractivo. De todos modos, una segunda estrategia es preguntar a tus compañeros o a un amigo cercano cómo te ven a ti.

Quizás te lleves una sorpresa e identifiques en tu interior cualidades que no percibes, pero que sí transmites a los demás. Y es allí donde está el secreto de las soft skills: lo que tienes para ofrecer a otros.

¿Cómo se pueden desarrollar las habilidades de liderazgo?

No se trata simplemente de decir que tienes empatía, te gusta el trabajo el equipo y que dominas la presión, mucho menos si no es verdad. Es indispensable que pongas en práctica tus mejores atributos y los apliques en tu sector.

Las siguientes sugerencias te van ayudar:

Abre canales de comunicación

Como ya mencionamos, preguntar a otros te ayudará identificar algunas de tus habilidades, pero recuerda que estas pueden ir cambiando con el paso del tiempo y hasta es probable que desarrolles otras.

Si quieres ser un buen líder, organiza reuniones, habla con tus compañeros, muéstrate como alguien honesto y crea cercanía con los demás. Así te verán como un verdadero ejemplo.

Estar dispuesto a ayudar

Un líder genuino ofrece su apoyo a los demás para que todo funcione adecuadamente. Todos los detalles son importantes, así que no te centres solo en lo que otros deben hacer, sino en lo que tú puedes aportar.

Sé una persona abierta

Si te cierras solo en tus opiniones y pensamientos, no vas a desarrollar habilidades de líder. Tienes que esforzarte por tomar en cuenta lo que dicen tus compañeros, porque al fin y al cabo son un equipo.

Las 8 habilidades blandas que un buen lider debe desarrollar

Las 8 habilidades blandas que un buen líder debe desarrollar

Aquí te dejamos un top con las soft skills más importantes:

Comunicación. Es la base de todo, porque te permitirá relacionarte con todo tu equipo de trabajo y transmitir de forma asertiva todos tus planes.

Adaptabilidad. Ser una persona flexible es esencial, porque así podrás gestionar correctamente los cambios.

Manejo del estrés. Si pierdes los estribos, tendrás una influencia muy negativa en quienes te rodean, así que debes saber hacer frente a la presión.

Inteligencia emocional. Se relaciona con el punto anterior, pero engloba todo los sentimientos que tengan incidencia directa con el trabajo.

Persuasión. La capacidad de convencer a los demás es imprescindible para demostrarles que estás seguro de lo que haces y que generarás buenos resultados.

Gestión del tiempo. El tiempo es el recurso más valioso que tienes, entonces debes cuidarlo al máximo para aumentar la productividad y el rendimiento de tu equipo.

Empatía. Ponerte en el lugar de los demás te ayudará a comprender sus emociones y a saber el impacto que tienen tus palabras en ellos.

Responsabilidad. Una habilidad blanda fundamental, no importa que seas un líder o que apenas estés comenzando a trabajar. Todos admiran a una persona que cumple con sus plazos de entrega y que es fiel a sus horarios.

Habilidades blandas vs habilidades duras: ¿En qué se diferencian?

Las habilidades blandas no están vinculadas con un trabajo en específico, y es justo lo contrario a lo que ocurre con las habilidades duras. Estas últimas consisten en competencias especializadas en tu sector.

Por ejemplo, si eres un informático, tus hard skills serían del tipo desarrollo de software, base de datos, programación de aplicaciones, entre otras. Es decir, competencias que solo puedes desarrollar según tu profesión. En cambio, las soft skills son aplicables en cualquier campo al que te dediques.

En resumen, las habilidades duras muestran lo que haces, pero las habilidades blandas manifiestan cómo lo haces.

Conclusiones

Desarrollar habilidades blandas es de primera necesidad para ser un buen líder, un profesional exitoso y una mejor persona. Te llevarás mejor con tus compañeros, aumentarás la productividad y serás alguien digno de admirar.

Es el momento de trabajar. Si quieres más consejos de emprendimiento y desarrollo profesional, Emprendedor365 es el sitio correcto para ti.

Write A Comment