El Design Thinking es uno de los modelos más efectivos para solucionar directamente una problemática. Por esta razón, muchas empresas u organizaciones exitosas lo han implementado. Éste se basa en diversos parámetros que ayudan a focalizar soluciones adecuadas.

Para realizarlo se utilizan las herramientas, componentes y aspectos creativos inherentes a la profesión de diseño. Y,  a la persona que realiza la acción de un diseñador. Expuesto de esta forma parece muy fácil pero ¿Qué hay detrás?  ¡Vamos a contarte!



¿Qué es design thinking?

Este concepto se basa en una metodología que analiza una problemática y centra sus esfuerzo en brindar una solución al usuario. El problema se trata de manera innovadora y con diferentes enfoques.

Este modelo se centra en el usuario, en conocer sus necesidades para poder ofrecerle una solución a sus necesidades con una propuesta de valor.

¿Cómo se originó el design thinking?

El Design Thinking se originó en San Francisco en los 70, específicamente en la consultora Ideo, de la mano de Tim Brown. No obstante, gran parte de las técnicas que forman parte de este proceso, llevan años utilizándose en diferentes disciplinas.

Pero ¿Por qué? Ésta es una de las técnicas más fundamentales en un proceso de innovación centrada en el usuario y en hallar la solución a un problema. Es importante poner al centro al usuario para identificar las necesitas que presenta y darle soluciones de manera creativa.

La importancia del design thinking

Design Thinking es considerado uno de los métodos de trabajo más usados en procesos de producción, diseño, servicios, experiencias, entre otras. Por ende, ayuda notoriamente a controlar todos los procesos para solucionar efectivamente una necesidad.

Además, es un modelo que sirve para diseñar procesos de formación, cambios en el clima laboral, cambios en elementos corporativos entre otros. Es realmente importante para diseñar experiencias que generen mayor implicación y satisfacción del trabajador con la empresa.



También, en términos más precisos, el pensamiento de diseño o Design Thinking es una manera de trabajar en grupo que maximiza la creatividad colectiva. Lo cual ayuda a que las personas puedan ser mucho más creativos a nivel individual. Y, que aporten soluciones y estrategias a nivel grupal.

¿Cuándo usar design thinking?

Te has preguntado ¿Cuándo se utiliza el Desing Thinking?. Esta metodología se puede aplicar a cualquier empresa para encontrar soluciones
a sus problemas de manera creativa, enfocándose en el clientes.

Pues, es una alternativa que ayuda a solventar cualquier tipo de problemas de forma creativa. También, te permite diseñar y desarrollar productos o servicios. Por tanto, es un método que se puede aplicar de forma constante dentro de tu empresa o negocio.

design thinking empatizar

Paso a paso, el proceso del Design Thinking

  1. Empatizar con usuarios finales

    Es crucial centrarse en la persona, entender de forma total sus necesidades, generando empatía. Por ende, como negocio debes entender y conocer la experiencia real del usuario en profundidad.

  2. Definir el problema

    Otro punto clave para usar el Design Thinking es que seas concreto dentro de un marco para dar claridad y foco. ¿Cuál es la verdadera problemática a resolver? Debes ser lo más específico posible al definirla.

  3. Crear alternativas

    El tercer paso es crear una cantidad importante de alternativas para poder solucionar correctamente el problema. En este momento, el énfasis está en la cantidad de ideas. Para lograrlo debes imaginarte un sinfín de posibilidades. ¡Dale espacio a tu creatividad!

  4. Prototipar la solución elegida.

    Posteriormente, debes armar un modelo de cómo sería esa solución. De esta manera, lograrás entender todo el proceso de gestión para solucionar dicha problemática. Entonces, es necesario que puedas adentrarte a escalas más profundas en la solución que desees implementar en tu negocio, empresa u organización.

  5. Testear

    El último paso del Design Thinking se basa en la solución como tal y sobre el usuario. Así, con prueba, error y aprendizaje, se logrará optimizar y mejorar tu prototipo en base a la experiencia.

¿El design thinking es para mi empresa?

Sin lugar a dudas, el design thinking es un método que ayuda a conseguir soluciones de manera más organizada y efectivas. Por ende, es necesario para cualquier negocio que quiera consolidarse y lograr el éxito.



Además, este método ayuda a reconocer lo que sustenta cada petición para la creación de un plan. También, ayuda a adoptar un enfoque de alto involucramiento al hacer prototipos y pruebas.

Mejora la experiencia de los usuarios, lo que permite la optimización de cada una de sus interacciones con el producto, entre muchos otros. ¡No te quedes sin probarlo!

Ejemplos exitosos de design thinking

APPLE

Apple fue una de las primeras compañías que implementó el Design Thinking. Steve Jobs decía que ser emprendedor no tiene que ver con el dinero o la fama, tiene que ver con la capacidad para resolver problemas. Y, la pasión para generar oportunidades donde la gente sólo ve problemas. Gracias a esta premisa, lograron unir diseño, tecnología y simplicidad, lo que les permitió alcanzar el éxito.

IKEA

En Ikea también ha tenido que ver en el crecimiento de este gran gigante sueco gracias al Design Thinking. Adicionalmente, en los últimos años, también han apostado por la sostenibilidad tanto en el diseño como en la comercialización de sus productos. Lo que ejemplifica la importancia que le otorgan a las demandas de cada uno de sus clientes.

AIRBNB

Esta compañía turística, que inicialmente ganaba 200 euros señales, logró convertirse en lo que hoy conocemos como AIRBNB. Esto lo lograron, en parte, a un proceso de Design Thinking. Alrededor del año 2009, los fundadores decidieron ponerse en la posición del cliente, ya que su antiguo modelo no era viable.

De esta forma, comenzaron a analizar sus posibles errores y a hablar directamente con sus clientes, para lograr descubrir cuáles eran los problemas que suponía la plataforma. Luego de ejecutar todos los cambios que surgieron fruto de su trabajo, llegaron a su modelo de negocio actual, modelo con el que han conseguido revolucionar el sector del turismo.

Conclusiones

Este modelo es el indicado para tu crecimiento como emprendedor. Así, que te recomendamos que lo implementes para consolidarte y alcanzar el éxito de tu empresa u organización.

Si deseas conocer sobre este y otros temas te invitamos a que sigas leyendo todos nuestros artículos. Ya que, nosotros te brindamos contenido de valor que te ayudará a mejorar y a desarrollar estrategias que te permitirán lograr tus objetivos.




En Emprendedor 365 apostamos por tu crecimiento de manera total. Queremos ayudarte a que conozcas cada uno de los puntos que harán crecer tu negocio de forma acelerada. ¡Cuenta con nuestro apoyo!

Write A Comment